facebook_page_plugin

perdigon01Estas técnicas nacieron en el viejo continente, hace relativamente pocos años y fueron desarrolladas por los pescadores que competían en torneos regionales, estatales, nacionales y los profesionales más destacados, representaban a sus países en los campeonatos europeos y luego en los mundiales de pesca con mosca.

Algunos de los países que más han aportado información, investigación, desarrollo y experiencia sobre estas técnicas son: República Checa, Polonia, Francia y España principalmente y en los últimos años USA también.
 Cada uno de estos países tiene una técnica y estilo propio, según sus necesidades de pesca, por la dieta de los peces y fundamentalmente las estructuras de sus ríos, para sacarle el máximo provecho a una jornada de pesca, pero hoy en día al competir entre ellos varias veces en el año en los campeonatos europeos y mundiales, cada país ha ido adoptando tips valiosos de pesca de sus competidores y sin perder la esencia, fueron mutando por técnicas más modernas y mucho más eficientes y polivalentes, gracias el aporte de todo el mundo de la competición.
 Sin entrar en el detalle del método español, francés o checo, en lo que varían fundamentalmente unas de otras es en la distancia promedio de pesca, lo que determinara en definitiva el equipamiento a utilizar, en como configurar el líder, el peso de las moscas y el largo y acción de las cañas, pero en general estas técnicas son para pescar a distancias entre los 4 y 12 metros principalmente, aunque desde luego se pueden obtener distancias mayores con el equipamiento y la destreza apropiada.

 

Las  diferencias con las técnicas ninferas tradicionales:


No se utiliza un indicador de pique en el líder que mantiene en suspensión a la ninfa y eventualmente el lastre. La línea de flote en general está dentro de la puntera y no en contacto con el agua como la pesca tradicional.  (Pesca en suspensión)

Se pesca con líderes largos de 3, 5  a 12 metros y con tensión en todo el sistema,  mosca, tippet y la sección del líder que este fuera de la puntera. Todo el sistema debe estar en tensión permanente, desde la puntera hasta la/s moscas siempre. (Pesca en tensión)

La profundidad y la velocidad de la deriva de la ninfa estarán determinada por lo que haga el pescador con el arco de deriva, que es el desplazamiento de la puntera desde que la/s mosca/s toca el agua, hasta que dicha deriva termina.
La premisa es que la mosca/s llegue primero al agua (ángulo de penetración) y después se debe determinar cuánto tippet, (aparejo) queremos que ingrese en la columna de agua, dependiendo fundamentalmente de la velocidad y la profundidad de la corriente en la cual estamos derivando nuestra mosca.
Un buen angulo de penetración (45 grados + -) permite que la mosca siempre llegue pescando, que profundice la mosca mucho más rápido y tenga derivas más largas y más naturales que con equipos tradicionales y además libres de dragado.

Se busca una deriva controlada, pero en tensión, dejando que la corriente trabaje sobre la/s moscas y con el arco de deriva de la caña se va acompañando el desplazamiento de la/s mosca/s, controlando así la velocidad y profundidad a la que se quiere derivar nuestra ninfa/s (perdigones o ninfas clásicas) siempre teniendo tenso el sistema.

Esta tensión permanente y controlada, junto con el ángulo de penetración del líder, son la esencia de estas técnicas de pesca y esto se puede lograr por el equipamiento: cañas de 10 a 12 pies y líderes largos y con un tippet fino y largo, permite que las ninfas pesadas que se utilizan hagan un efecto de anclaje en la sección de la columna que derivan impidiendo que ese líder tan liviano pueda generar el típico dragado o arrastre de la mosca, tan habitual en los equipos tradicionales, cuando la línea se comba por gravedad y/o viento o es arrastrada por las corrientes, trayendo la/s moscas hacia la puntera o acelerándolas en la corriente.

Mientras más fino es el líder y sobre todo el tippet, mejor derivará la/s mosca/s, con más naturalidad y más fácil será tener tensión en el sistema, pero más difícil será tener control y precisión sobre la/s mosca/s.
Se busca que cada trucha que tome una mosca sea detectada de inmediato y eso es posible por la tensión en el sistema que de inmediato avisa del pique, generalmente la detección del pique es táctil, es decir que se lo siente al pique en la caña, antes que el señalizador nos avise y si vemos que el señalizador se frenó y no sentimos nada, es porque está faltando tensión en el sistema.
Ninfeando con un equipo tradicional no puede sentirse el pique, ya que si la línea estuviese tensa la mosca dragaría y lo que se busca  con este método es justamente lo opuesto,  flojedad en el sistema para evitar ese arrastre y eso retarda indefectiblemente la detección del pique, perdiendo una cantidad importante de piques en una buena jornada de pesca y muchas veces sin siquiera darnos cuenta.

 

Esquema de la comba de los diferentes lideres:

euro01

 

Comba con un equipo ninfero tradicional:

euro02

 

La comba no es ni más ni menos que la tensión a la que se ven sometidas mis moscas producto de la masa del sistema por gravedad.
Esto genera un arrastre o drag de la mosca indefectiblemente.
En el 1 er grafico se aprecia como 4 líderes de diferentes características generan diferentes combas, pero independientemente del líder que se utilice la comba será mucho menor que la genera una línea, ya que esta última tiene mucha más masa y genera más dragado, física pura.
Este es el motivo principal por el cual los competidores reemplazan la línea con monofilamentos para pescar con ninfas.

 

euro03

euro04

En estas dos fotos se ve claramente como la comba desapareció al utilizar un largo líder cónico de más de 7 mt.

 

 La importancia de un ángulo de 45 grados o más

si se quiere profundizar rápido.

euro05

 La relación ángulo de penetración vs. distancia.

euro06

En estos gráficos se ve claramente como el ángulo de penetración es fundamental para profundizar las ninfas rápidamente.

A mayor ángulo superior a los 45 grados con respecto al agua, la superficie de contacto del tippet con el agua es mínima, lo que genera menor fricción y profundiza rápidamente las moscas.
A medida que se pesca a mayor distancia el ángulo de penetración ira achatándose indefectiblemente y las moscas demoraran más en bajar.
Los competidores utilizan este recurso permanentemente para acelerar o ralentizar la velocidad de hundimiento de las moscas.

euro07

El tipo de moscas a utilizar.


Lo que debería determinar el uso de ninfas tradicionales que imitan la dieta de la trucha o perdigones, es el comportamiento de las truchas, según en qué periodo de alimentación se encuentran.
En periodos de alimentación selectivo las buenas truchas de buen porte habitualmente rechazan los perdigones y toman mucho mejor las moscas que imiten a los insectos que conforman la dieta de trucha en ese momento.
En periodos de poca actividad en general las trucas son oportunistas y no son tan selectivas para tomar una ninfa y ahí los perdigones toman un valor preponderante.
 He leído varios artículos en los que se hace mención que estas técnicas europeas son divertidas para sacar peces pequeños y eso está muy alejado de la realidad, si se eligen las moscas apropiadas en cada situación y con una buena técnica se pude pescar truchas de excelentes portes.
Los perdigones tienen un baño de epoxi o laca, que hace que bajen rápidamente apenas tocan el agua, por el poco rozamiento que tienen con el algua.

 

12 ventajas de estas técnicas sobre las técnicas tradicionales de pesca con ninfa:

  • 1) Genera una mayor cantidad de piques, quizás 3 a 4 veces más que la técnica con equipos tradicionales.

  • 2) Mayor dinámica de pesca: ya que permite prospectar una estructura en menos tiempo y de manera más amplia, que las técnicas con equipos tradicionales. La secuencia es; levante elíptico o curvo y tendido, deriva y nuevamente levante elíptico y tendido para una nueva deriva por lo general en una nueva línea de deriva, con un pequeño cambio de dirección, así tiro tras tiro sin falsos lances y con cast relativamente rápidos y cortos rastrillando toda la estructura.

  • 3) Simplifica la elección de las estructuras de pesca, en general se pesca en estructuras rápidas, correderas y rápidos y a veces en aguas blancas, lugares que el común de los ninferos no pesca habitualmente y de pescarlo lo hace a la pasada, dándole poca importancia y tiempo a ese tipo de estructuras.

    4) Permite pescar sectores con menos presión de pesca por lo arriba mencionado.

    5) Permite pescar en secciones de la columna de agua que con un equipo tradicional para ninfas sería imposible llegar a esa profundidad.

    6) Mejora las derivas sustancialmente, con respecto a las pesca con ninfas con equipos tradicionales, por el equipamiento y la técnica en sí.

    7) Permite utilizar moscas más livianas, ya que el sistema está sometido a menos tensiones, lo que impacta menos la zona de pesca.

    8) La línea está dentro de la puntera en la pesca a corta distancia (entre 3 a 7 m) y en pesca a media distancia (entre  7 a 10 m) según el largo de los lideres, podremos tener o no, uno a dos metros de línea fuera de la puntera,  generando mucho menos impacto visual y así la trucha  casi no percibe al pescador y su equipo, si se tiene la técnica apropiada para lograr una delicada y precisa presentación.

    9) Se detectan los piques rápidamente con estas técnicas que nacieron de la competición.

    10) Las emergencias son más efectivas, por dos motivos:

     1ro: al llegar al fondo  la emergencia de un insecto es más natural y más larga  y por lo tanto más efectiva

    2do Por el largo de la caña se pueden hacer emergencias más largas y con un ascenso en un plano mucho más vertical, tremendo generador de piques, esta trayectoria de la/s moscas es mucho más difícil de lograr con cañas entre 45 a 60 cm más cortas.

  • 11) Es mucho más fácil de contrarrestar el viento de frente o de costado, permitiendo castear con más facilidad contra el viento y mejorando la deriva notablemente con respecto a un equipo tradicional en estas condiciones climáticas, ya que un líder largo tiene un 50% menos de rozamiento, como  mínimo y por ende un 50% de menor fricción en el viento que una línea de flote o quizás menos fricción aun, por el diámetro del mismo y si a eso le sumamos el efecto anclaje de la/s moscas que evitan que el líder forme una panza y levante las moscas, se pueden lograr buenas derivas en condiciones que con un equipo ninfero tradicional serian extremas y en muchos casos imposibles de pescar.

  • 12) Facilita las cosas enormemente a los que se introducen en la pesca con ninfas y también a los que quieren iniciarse en esta actividad, ya que con unas horas de instrucción en el rio se puede pescar las primeras truchas, siempre que se enseñe apropiadamente y pesca a corta distancia en una 1ra etapa.

 

Los errores más comunes.


Al principio es fácil cometer errores, sobre todo vinculados a la falta de tensión y de ángulo.
Acá veremos algunos de los más comunes:
  -En la presentación la parada de la caña es demasiado baja, permitiendo que se introduzca en la columna de agua el señalizador, lo que genera pérdida de control en el sistema ya que el único punto de referencia de la velocidad de la deriva está sumergido y no podremos mover la puntera a la velocidad necesaria para tener la tensión justa.
 -En la presentación el ángulo de entrada de la mosca y del tippet con respecto al agua es cercano paralelo y no de 45 grados como debería ser, producto de una parada baja también.
 -Después de la presentación muchos pescadores de forma natural hacen una pausa para recién empezar a mover la caña a la velocidad que deriva el sistema, lo que genera una pérdida de tensión y que el señalizador se sumerja y muchas veces que las moscas se traben en el fondo.
  -Durante la deriva a medida que se les va acercando la mosca, van levantando la caña, como recreando una emergencia, esto genera perdida de tensión, las ninfas deben derivar a un costado del pescador y como mínimo por la misma línea que derivo la puntera de la caña o más alejadas aun, lo que se logra con un movimiento lateral de la puntera durante toda la deriva sin levantar la misma más allá de la altura de la cabeza.
  -Demasiado líder en vuelo al castear, se pierde la tensión en el cast y el control del sistema y de la mosca, la presentación es defectuosa, sin precisión y no se logra estirar el líder, por lo que no hay tensión en la deriva.

 

Estas técnicas funcionan muy bien nuestra provincia y en muchos ríos de la Patagonia, ya que muchos pesqueros tienes las características ideales para la práctica de las técnicas de tensión y es muy interesante ver la efectividad de las mismas y la facilidad con la que se puede aprender, pero son muy diferentes a las técnicas tradicionales de pesca con ninfa, por lo que  le recomiendo a quien le interese aprenderlas bien, que no trate de  hacerlo solo, ya que son muy específicas y se necesita la ayuda de un instructor para dar los primeros pasos correctamente.
En líneas generales la pesca en suspensión es más eficiente en corrientes más lentas, correderas bajas y lentas, pozones, canales cera de la orilla, etc. etc. y la pesca de tensión es más eficiente en correderas más rápidas, aguas blancas y rápidos, estructuras que se encuentran con más frecuencia en nuestros arroyos y ríos de montaña.
 Por lo arriba mencionado es que quiero recalcar que estas técnicas se complementan a las técnicas tradicionales, aumentando los recursos y conocimiento del pescador y no reemplazan a otras técnicas, sino que las acompañan para sacar el máximo provecho posible en una jornada de pesca.  El pescador que maneje ambas modalidades (suspensión y tensión), podrá  pescar en todo tipo te estructuras, con diferentes velocidades y profundidades,  desde arroyos de montaña, pasando por pequeños y medianos y cuando domine la pesca en tensión a distancia podrá pescar también los grandes ríos.

En la pesca nada es absoluto, pero el conocimiento y la capacidad de observación ayudan y de qué manera.
Saludos a pescar con honor y nos vemos en el rio.

 

Fernando Mosso

Head Instructor E.M.P.M.

 

esenpt